Feed on
Posts
Comments

Formarse por vacaciones

Llegan los meses más deseados del año. Es el momento de hacer las maletas, tomarse unos días de descanso y desconectar de la rutina del día a día. Es tiempo para dedicarnos a nosotros…, para hacer aquello que no hemos podido hacer durante el resto del curso, muchas veces por falta de tiempo.

Muchos aprovecharán estos días para descansar, para recargar las pilas de cara al nuevo curso; otros, los más afortunados, conocerán durante este tiempo nuevos lugares y culturas y otros, quizá dediquen sus ratos libres en el parón veraniego a aprobar asignaturas pendientes en lo que a su cualificación profesional se refiere.

Es el momento de acudir a alguna de las jornadas a cargo de expertos de los diversos cursos de verano que organizan diversas universidades y fundaciones. También, otra de las preferencias formativas son los cursos a distancia, que, entre bañito y bañito en la playa o piscina, permiten ir mejorando profesionalmente.

Pero, sin duda, la estrella de la formación en verano son los cursos de idiomas. La actual coyuntura económica que estamos atravesando ha disparado la demanda de este tipo de cursos y son muchas las alternativas al respecto.

Así, encontramos cursos oficiales a distancia, la posibilidad de contratar un profesor particular nativo, apuntarse a un intensivo o, lo más común en estas fechas, conocer nuevas costumbres y convivir con otros estudiantes o una familia a la vez que se acude a un centro homologado en el país en el que se hable el idioma de interés.

Vamos que no hay excusa… aunque, bueno, siempre se puede meter en los buenos propósitos para la vuelta en septiembre…

Leave a Reply