Formarse

Elementos Educativos y Laborales

Formarse

Elementos Educativos y Laborales

Formarse

Elementos Educativos y Laborales

Formación y orientación

Te orientamos en tu formación educativa y profesional

El ser humano necesita ser educado desde el momento que nace, ser formado con la finalidad de desenvolverse adecuadamente en la sociedad. Es decir, cuando hablamos de formación humana nos referimos al desarrollo de actitudes y valores que impactan en el crecimiento personal y social del hombre, además de la habilidad que tiene el ser humano para obtener y utilizar nuevos conocimientos o destrezas.

¿Qué es la Formación?

Formacion y orientacion

La Formación Profesional es el adiestramiento que se les ofrece al ser humano, el cual tiene por objetivo primordial, la capacitación de las personas para que puedan desempeñar alguna actividad profesional en cualquier campo donde se instruyan.

Razón por la cual, podemos decir que los estudios de formación profesional están abocados a la adquisición de conocimientos profesionales, los cuales permiten a las personas ejercer distintos empleos.

El tipo de formación se maneja de acuerdo con algunas etapas específicas por las que se rige el método educativo, estas mismas pueden pertenecer a dos grupos, dependiendo el nivel de educación al que correspondan. Ahora bien, a su vez los grupos se desglosan en dos diferentes cursos.

Durante el último trimestre del segundo curso, se debe llevar a cabo el llamado módulo de Formación en Centro de trabajo, o lo que comúnmente se conoce como pasantías dentro de las empresas.

Los estudios para formación profesional en España se dividen en familias profesionales, por ejemplo; en las regiones más pobladas del país suele estar establecidas entre 19 y 23 de las 26 familias profesionales que existen y se dictan, lo que corresponde a ser cerca de un centenar de titulaciones.

Además en estas regiones, aparte de la formación dentro del sistema educativo, también podemos encontrar la formación para el trabajo, la cual está a cargo de un servicio aparte de empleos, todo dependiendo del sistema de cada estado.

Los ciudadanos que se forman para el empleo, en lugar de título reciben un  certificado de profesionalidad, los cuales se distribuyen en 3 etapas y también se incluyen dentro de las 26 familias profesionales. 

También es necesario acotar, que la formación no sólo es obtenida por el sistema especializado en la educación, sino también por medio de prácticas y experiencia laboral. Es por eso que aquellos que obtienen sus enseñanzas de manera no oficial, pueden acreditarla por medio de un trámite que evalúa sus competencias.

Sin embargo, estas acreditaciones las realiza un instituto oficial para efectuar esas solicitudes, donde lo hacen mediante convocatorias para algunos días específicos del año.

Cabe destacar que cuando hablamos de formación profesional, nos referimos a todos aquellos aprendizajes y estudios orientados a la introducción, reintegración y actualización laboral.

Todo esto con el objetivo fundamental de brindar conocimientos y habilidades a las personas que se van a iniciar en el campo laboral.​ Dependiendo del país donde resida, se pueden encontrar tres subsistemas de formación profesional.

La formación profesional en España depende de las comunidades autónoma, mientras el acceso a la formación profesional en específico se divide en tres etapas, los cuales poseen diferentes requisitos, como los que mencionamos a continuación:

Formación Profesional Básica o Inicial

Está dirigida a los alumnos del sistema escolar que toman la decisión de iniciar su camino hacia el mundo laboral, y que tienen el objetivo de comenzar un empleo.

La edad de los alumnos debe ser mínimo de 15 años y máximo de 17, con hasta tercero e inclusive hasta segundo, siempre que haya sido propuesto por el equipo docente del centro educativo. Además, para aquellos adultos que no poseen ningún título académico. 

Este nivel se puede terminar de cursar en un par de años, con sus correspondientes períodos académicos y estaciones de reposo, donde una vez finalizado se obtiene la titulación de profesional, el cual abre camino a los demás cursos instructivos del siguiente nivel.

Formación Profesional Continua

Ahora bien, esta está dirigida a los empleados activos que deseen obtener más conocimientos, lo cual les ayude a actualizarse continuamente, con el fin de poder desempeñar sus actividades de forma adecuada.

Además de poder optar por algún cargo mejor y así tener la posibilidad de crecer dentro de la empresa, todo gracias a los nuevos conocimientos adquiridos.

Formación Profesional Ocupacional

Dirigida a las personas que no poseen empleo alguno, cuya finalidad es la reinserción laboral.

Sin embargo, los módulos de los que está formado cada uno de los ciclos, dependerán siempre del área de estudio elegida por el solicitante, excepto en el caso de formación y orientación laboral, que se aplica durante el primer curso del ciclo, además de otras excepciones.

Todas las materias son totalmente obligatorias y deben ser aprobadas para poder obtener el título. Luego de culminar las etapas de la formación y teniéndose todos los módulos aprobados, tanto el primer como de segundo curso, los estudiantes deben iniciar la formación en los centros de trabajo o pasantías.

La duración de este módulo, el cual es estrictamente obligatorio, oscila entre las 380 y 410 horas, y se deben realizar entre unos meses específicos, los cuales son establecidos por la entidad correspondiente.

Las etapas de formación de grado superior corresponden a la educación terciaria de España, de forma que son estudios superiores.

Tipos de formación

Formación universitaria

Ahora bien, dependiendo de las posibilidades de cada individuo, ubicación de residencia, aspectos económicos y niveles de formación ya cursados, cada quien podrá acceder a diferentes tipos de formación, los cuales mencionamos a continuación:

Formación Profesional

Es considerado como uno de los niveles de formación más importantes en influyentes a la hora de acceder al mercado laboral, está compuesto por muchas ramificaciones y divisiones que se pueden cursar dependiendo de las preferencias de cada estudiante.

Lo mejor de este tipo de formación, es que la enseñanza que se recibe está debidamente equilibrada, pudiendo obtener también práctica por medio de ayudantías.

Formación Universitaria

Para muchas familias y estudiantes, este es un nivel primordial para la formación laboral, y aunque no sea una garantía para conseguir un empleo, si es cierto que puede abrir muchas oportunidades laborales.

Formación Doctoral

No todas las titulaciones pueden cursar este grado y para hacerlo, primero hay que contar con el nivel de educación previo correspondiente. Cabe acotar que la titulación es supervisada por un profesional de tesis especialista.

Formación Online

Formación online

La formación online son estudios que se pueden realizar de forma no presencial, por medio de conexión a internet y por plataformas especializadas para su uso, donde incluso se puede acceder a formación en correos.

Los estudiantes pueden formarse desde su casa o cualquier lugar en el que tengan conexión a Internet. Uno de los mejores aspectos de todo esto, es que se puede acceder a una gran cantidad de formaciones profesionales, incluso a cursos gratis para desempleados en España.

Este tipo de formación ha tomado mucha importancia durante los últimos años, ya que nos encontramos en la era digital, donde podemos realizar infinidad de cosas por medio de dispositivos móviles conectados a la web, donde la educación también es una de esas.

Los estudiantes y cursantes en formación opinan que la educación online es muy ventajosa, sobre todo por el hecho de que puedes formarte desde la comodidad de tu hogar, además de que podrás optar para una gran variedad de cursos, como la formación de Big Data u otros.

Una de las grandes ventajas que aporta este método de formación, es que se puede  acceder al mismo de forma virtual por una plataforma establecida por la entidad administrativa, donde también existe la posibilidad interactuar con los otros cursantes e instructores.

Estas comunicaciones se pueden llevar a cabo de forma síncrona o asíncrona, aunque lo más habitual es que sean la segunda, facilitando así los ritmos de trabajo y horarios de todos los estudiantes.

Aun así, en algunos casos existen conexiones síncronas para realizar algún debate o conferencia, donde ayuda el uso de las diferentes formas de comunicación, las cuales pueden ser diversas, como chats, foros mensajería privada, entre otras.

Cabe destacar que los materiales utilizados en estos cursos y el tipo de actividades que se realicen, pueden ser muy distintos y dinámicos, aunque siempre dependerá de la metodología que use el docente en cada curso.

Un ejemplo de esto podrían ser los documentos escritos, vídeos, actividades grupales con otros estudiantes, debates en fórums, creación de presentaciones dinámicas, prepararse para una oposición, ejercicios prácticos sobre cualquier tema, entre otros.

¿Cómo evaluar un Curso de Formación?

La evaluación de la formación es un procedimiento que permite vigilar la calidad de una actividad formativa y así poder determinar sus resultados, tanto a nivel de aprendizaje, como el impacto en las competencias profesionales de los trabajadores.

Por otro lado, las evaluaciones ayudan a lograr los objetivos referentes al empleo y a la mejora de las condiciones sociales y económicas de los trabajadores, además de las empresas.

Además, lo mejor de los cursos formativos de la actualidad, es que la mayoría es por medio de plataformas en internet, entonces la mayor parte de la formación compartida y actividades evaluadas quedan en la nube registradas.

¿Cuándo se realiza la evaluación de la formación?      

La evaluación de la formación se da en tres momentos específicos, cada uno de ellos con objetivos propios y específicos, de la forma que mencionamos a continuación:

  1. Primero se realiza una evaluación antes de iniciar el curso, la cual tiene como objetivo evaluar la pertinencia y calidad de la acción formativa, más específicamente en relación con la demanda o necesidad.
  2. La segunda es durante la formación, momento donde la evaluación está orientada a realizar ajustes y mejoras que permitan cumplir los objetivos.
  3. El tercero se realiza tiempo después de finalizar el curso, cuando la evaluación verifica si se han cumplido las metas propuestas.

Cabe acotar que esta evaluación es realizada por las personas encargadas de la formación, quienes son profesionales, superiores y responsables de área como los mismos participantes, de forma que pueden realizar la evaluación de la formación.

Sistema de Formación Profesional para el Empleo

Este sistema surgió en el año 1992, luego de la firma de los Acuerdos Nacionales de Formación Continua. La formación continua es una actividad, que realizan principalmente las grandes compañías con la finalidad de capacitar a sus empleados.

Actualmente, en España más de 4,5 millones de personas han realizado formación profesional.

Este sistema tiene como finalidad adiestrar y capacitar a los empleados, con el fin de que los mismos puedan desempeñar cualquiera de las diversas profesiones que existen y de esta forma brindar fácil acceso al empleo, con ello facilitando la participación activa en la vida social, cultural y económica.

Además, en la actualidad también existen muchos programas de formación que brindan una enseñanza de calidad y de forma gratuita, como son los cursos ofrecidos en el SEPE para personas desempleadas.

Formación para empleo

Objetivos del Sistema de Formación 

Los objetivos de la formación profesional para el empleo, son los siguientes:

  1. Favorecer la formación de aquellos que se encuentran sin empleo ni tiempo a disposición, con el fin de ampliar sus aptitudes profesionales y habilidades laborales.
  2. Estimular el proceso de producción y aumentar las destrezas dentro del ámbito empresarial.
  3. Atender a los requerimientos del mercado de trabajo, además de las necesidades de las empresas, capacitando a los trabajadores, adecuando sus competencias, los conocimientos y las prácticas necesarias.
  4. Aumentar y mejorar la empleabilidad de los trabajadores, en particular de aquellos que poseen mayores inconvenientes para mantener un empleo o de inserción en el campo laboral.
  5. Proveer y fomentar que, las competencias profesionales adquiridas por los trabajadores, tanto a través de procesos formativos como de la experiencia laboral, sean objeto de acreditación.
  6. Animar, promover y hacer partícipes a los trabajadores de las grandes ventajas de las tecnologías de la información, promover el uso de estas tecnologías y la comunicación. De esta forma se disminuye la brecha digital existente y se asegura la accesibilidad de los trabajadores a las mismas.

Iniciativa para ejecutar el sistema

Cabe destacar que el sistema de formación profesional para el empleo, incorpora diferentes iniciativas de adiestramiento que se dirigen al mejoramiento profesional de los empleados. Es decir, optimización de sus competencias y cualificaciones, de forma que las empresas incrementen su productividad.

Tipos de iniciativas de formación

  • Oferta formativa para trabajadores activos.
  • Programas de formación dirigidos a los empleados, por parte de la empresa en la que laboran.
  • Propuestas de proyectos de formación para las personas desempleadas.